reiter cbd

¿Cómo puede ayudar el CBD con el síndrome de Reiter?

El síndrome de Reiter es una forma de artritis que produce dolor, hinchazón, enrojecimiento y calor en las articulaciones. Forma parte de una familia de trastornos artríticos que afectan a la columna vertebral. El síndrome de Reiter suele afectar a las articulaciones de la columna vertebral y a las articulaciones sacroilíacas, zonas en las que la columna se une a la pelvis.

El síndrome de Reiter

En 1916, Hans Reiter, un médico militar alemán, describió la enfermedad en un soldado de la Primera Guerra Mundial que se había recuperado de un ataque de diarrea. El Dr. Reiter describió tres rasgos característicos de la enfermedad: inflamación de las articulaciones, del tracto urinario y de los ojos. Más recientemente, los médicos han reconocido una cuarta característica importante: las ulceraciones de la piel y la boca.

Síntomas de la enfermedad de Reiter

El síndrome de Reiter suele comenzar tras una inflamación del tracto intestinal o urinario. En las personas susceptibles, esta inflamación desencadena un proceso de enfermedad que afecta a las articulaciones, los ojos, el tracto urinario y la piel.

A continuación se describe brevemente cómo puede verse afectado cada uno de ellos.

No todos estos síntomas se dan en todas las personas con síndrome de Reiter. Tampoco se dan todos a la vez en la misma persona. Los síntomas de la enfermedad tienden a aparecer y desaparecer, pero no siempre al mismo tiempo que el empeoramiento de las articulaciones.

Hinchazón de las articulaciones

Cuando el síndrome de Reiter comienza, se caracteriza por una gran hinchazón y dolor en las articulaciones afectadas. La afectación articular suele ser asimétrica (lo que significa que afecta a diferentes articulaciones en lados opuestos del cuerpo) y se limita a un número reducido de articulaciones.

A menudo se ven afectadas las articulaciones sacroilíacas de la columna vertebral y las grandes articulaciones de las piernas. También pueden verse afectadas algunas articulaciones pequeñas de los dedos de los pies o de las manos. Además, las personas con síndrome de Reiter pueden experimentar inflamación en las zonas donde los tendones se conectan con los huesos, como en los talones.

El dolor articular del síndrome de Reiter tiende a seguir uno de los dos cursos. Un pequeño porcentaje de personas tiene una afectación articular continua y constante. Sin embargo, la mayoría de las personas tienen ataques periódicos de artritis que duran de tres a seis meses.

En cada ataque, el patrón general y la gravedad tienden a ser similares a los ataques anteriores, con un pequeño número de articulaciones -a menudo diferentes- implicadas cada vez. Tras el primer ataque, casi la mitad de los enfermos de Reiter no vuelven a sufrir otro.

Las estadísticas son similares después del segundo ataque. Pero con los ataques posteriores es más probable que la enfermedad se convierta en una forma permanente de artritis.

En la mayoría de los casos, la inflamación de las articulaciones asociada al síndrome de Reiter no provoca daños articulares permanentes ni discapacidad.

Conjuntivitis

Alrededor del 40% de las personas con Reiter experimentan conjuntivitis, una inflamación de las membranas bajo los párpados al principio del proceso de la enfermedad. La conjuntivitis puede ser tan leve que apenas se note o puede ser dolorosa y estar acompañada de secreciones. Afortunadamente, suele ser de corta duración y rara vez causa daños permanentes.

Más adelante en el proceso de la enfermedad, alrededor del 5% de las personas que la padecen desarrollan iritis, una inflamación del iris y de los tejidos más profundos que hace que la pupila se abra y se cierre. La iritis es una enfermedad grave; se requiere atención médica inmediata por parte de un oftalmólogo. Si no se trata con prontitud, pueden producirse cicatrices que afecten a la visión.

Afectación del tracto urinario

La forma más común de afectación del tracto urinario en personas con síndrome de Reiter es la uretritis, una inflamación de la uretra o del conducto que drena la orina de la vejiga hacia el exterior. El síntoma típico de la uretritis es el ardor al orinar, que puede estar presente o no.

En los hombres, la uretritis suele ir acompañada de una secreción del pene. La secreción suele ser indolora y no conlleva ninguna infección bacteriana. La inflamación también puede aparecer en la próstata de los hombres con Reiter. La cistitis, que es una inflamación de la vejiga, es una forma común de afectación del tracto urinario en las mujeres con síndrome de Reiter.

En la mayoría de los casos, estos problemas desaparecen por sí solos y no causan daños permanentes.

Problemas cutáneos

Las personas con síndrome de Reiter suelen experimentar pequeñas llagas apenas perceptibles en el paladar blando o en la parte posterior de la garganta. Aproximadamente un tercio de los hombres con síndrome de Reiter presentan llagas superficiales e indoloras en el pene. Algunas mujeres con la enfermedad desarrollan llagas en los genitales externos.

Además, las personas con síndrome de Reiter pueden experimentar una erupción en las plantas de los pies formada por capas externas de la piel engrosadas y sobrepigmentadas. Este tipo de afectación de la piel es menos frecuente en las palmas de las manos y en otras zonas del cuerpo.

Causas del Síndrome de Reiter

Se desconoce la causa directa del síndrome de Reiter, sin embargo, están implicados tanto factores genéticos como ambientales. Alrededor del 75 por ciento de las personas con síndrome de Reiter tienen un gen llamado HLA-B27. Este gen pertenece a una familia de genes que desempeñan un papel importante en la defensa del organismo contra las infecciones.

Es importante señalar que tener el gen HLA-B27 no significa que se vaya a desarrollar el síndrome de Reiter. Aproximadamente el ocho por ciento de los estadounidenses de raza blanca y entre el dos y el tres por ciento de los afroamericanos son portadores del gen; la mayoría de ellos no padecen ninguna forma de artritis. Sin embargo, tener el gen puede predisponer a ciertas personas a reaccionar ante un agente infeccioso que entre en el cuerpo a través del tracto urinario o intestinal.

Cuando las personas contraen el síndrome de Reiter a través de la inflamación del tracto intestinal, suele ser después de un ataque de diarrea causado por la ingesta de alimentos con bacterias como la salmonella, la shigella, la campylobacter o la yersinia. Se especula que la inflamación del tracto urinario está causada por una variedad de organismos diferentes, pero no se ha identificado ningún agente infeccioso específico.

Algunos investigadores han encontrado fragmentos de agentes infecciosos en las articulaciones afectadas. La artritis parece ser el resultado de una reacción inmunitaria o inflamatoria a los fragmentos. No se sabe exactamente cómo se afectan las articulaciones y otros órganos después de la infección inicial.

Los estudios demuestran que algunas personas desarrollan o tienen una recaída del síndrome de Reiter después de mantener relaciones sexuales con una nueva pareja, aunque el síndrome de Reiter en sí no puede transmitirse sexualmente.

¿Cómo puede ayudar el CBD con el síndrome de Reiter?

Uno de los principales síntomas de la artritis reactiva es el dolor que experimentan los enfermos a diario. Esto provoca muchas molestias y también interfiere en las actividades cotidianas de los pacientes.

CBD oil 20% THC 30ml Laboratorios Canalanza
Aceite natural de CBD 20% THC 30ml Laboratorios Canalanza

Los AINE se suelen recetar para intentar reducir la inflamación y el dolor.

Aunque a veces funcionan, pueden causar daños constantes en los órganos internos, además de efectos secundarios como náuseas, diarrea y riesgo de dependencia. Por ello, el CBD se presenta como una solución mucho más segura, sin efectos secundarios graves y, sin embargo, eficaz para aliviar el dolor y la inflamación.

Estudios recientes sobre el CBD no han hecho más que confirmar lo que los médicos saben desde hace siglos. Un estudio reciente examinó cómo la adición de cannabis medicinal a un régimen de medicación para el dolor basado en opioides era importante para los participantes del estudio. El estudio demostró que la adición de CBD como parte de la rutina diaria para los pacientes que actualmente toman medicamentos para el dolor basados en opioides reduce la medicación.

Otro estudio similar observó cómo la adición de marihuana medicinal a los medicamentos basados en opioides realmente redujo aún más los niveles de dolor de los participantes que sufren de dolor crónico. En ese estudio, el 34 por ciento de los participantes del estudio realmente experimentaron una reducción significativa de los niveles de dolor con la adición de CBD.

Volcanic Heat laboratorios canalanza
Volcanic Heat Laboratorios canalanza

Aunque la mayoría de la gente está familiarizada con la capacidad del CBD para combatir el dolor, la mayoría no se da cuenta de que también ha demostrado ser un fármaco antiinflamatorio muy eficaz. El aceite de CBD puede ayudar a reducir la inflamación causada por el síndrome de Reiter sin causar lesiones adicionales en el tracto digestivo o en los órganos internos del paciente, como ocurre con los AINE convencionales.

¡Nos vemos en el próximo artículo!

Deja un comentario