¿Cómo el CBD puede ayudarte contra el cáncer de próstata?

Después del cáncer de pulmón, el de próstata es el segundo más mortal. Aproximadamente el 2,6% de los hombres a los que se les diagnostica la enfermedad morirán a causa de ella. Aunque existen muchos tratamientos para esta enfermedad, una nueva e interesante investigación sugiere que el CBD podría destruir potencialmente las células del cáncer de próstata.

El tratamiento tradicional para el cáncer de próstata varía en función del «estadio» de la enfermedad. Por ejemplo, el cáncer de próstata en el estadio 1 puede requerir radioterapia. En el estadio 3, puede necesitar radioterapia externa y terapia hormonal. Dado que la gama de tratamientos varía, también lo hacen los efectos secundarios, que incluyen disfunción intestinal, urinaria y eréctil y la posibilidad de perder la fertilidad

CBD para tratar problemas de la próstata
CBD para tratar problemas de la próstata

Aunque la mayoría de los tratamientos para el cáncer de próstata localizado son excelentes, un número creciente de hombres está considerando el CBD como una alternativa natural. Se han completado ensayos en humanos sobre la terapia con CBD para las náuseas, los vómitos y el dolor relacionados con la quimioterapia. Se ha demostrado que ayuda al cuerpo a soportar mejor el tratamiento de quimioterapia, pero también ayuda a aliviar el dolor y los vómitos.

CBD para el cáncer de próstata

Nuevas y emocionantes investigaciones sugieren que el CBD puede ser capaz de matar las células cancerosas y, en concreto, las de la próstata. Las investigaciones de laboratorio y en animales sobre el CBD para el cáncer de próstata han tenido muchos resultados positivos.

En 2012, un documento que analizaba las posibles aplicaciones clínicas del CBD descubrió que las pruebas preclínicas son lo suficientemente prometedoras como para justificar los ensayos clínicos de los medicamentos con CBD como agentes anticancerígenos.

La investigación sugiere que podría convertirse en una nueva y valiosa herramienta terapéutica, especialmente en hombres con cáncer de próstata con metástasis en los huesos, que no sólo se beneficiarían de los posibles efectos antiandrogénicos del CBD, sino también de la analgesia del dolor óseo, mejorando la calidad de vida y reduciendo el consumo y la posible dependencia de los opioides tradicionalmente prescritos.

Aceite natural de CBD elaborado por Laboratorios Canalanza
Aceite natural de CBD elaborado por Laboratorios Canalanza

La revisión también citó la investigación de que las células de cáncer de próstata tienen una mayor expresión de receptores cannabinoides. Los receptores cannabinoides son como cerraduras para cannabinoides como el CBD.

El cuerpo humano crea sus propios compuestos que son muy similares al CBD, llamados endocannabinoides. Estos endocannabinoides tienen una variedad de funciones en el cuerpo, incluyendo la regulación del estado de ánimo, la memoria, la inmunidad, el metabolismo, el sueño y el dolor.

Un mayor número de receptores en las células del cáncer de próstata es una señal de que algo está desequilibrado en el sistema endocannabinoide (SCE).

Hormonas

Los andrógenos son hormonas sexuales masculinas (entre las que se encuentra la testosterona) que provocan el crecimiento de las células de la próstata. Un tratamiento notable para esta forma de cáncer se conoce como «terapia de privación de andrógenos». Como su nombre indica, priva al cuerpo de andrógenos para frenar el crecimiento del cáncer. 

Los estudios sugieren que el CBD produce efectos antiandrogénicos. El British Journal of Pharmacology publicó un estudio en 2012 en el que se descubrió que otros compuestos distintos del THC tenían efectos antitumorales al dirigirse a las células del cáncer de próstata. En algunas pruebas, el CBD realmente provocó la autodestrucción de las células cancerosas. El tratamiento con cannabinoides redujo la viabilidad de las células de cáncer de próstata con el CBD como protagonista.

¡Nos vemos en el próximo artículo!

Deja un comentario