Cómo el CBD puede ayudarte con la bursitis

La bursitis se confunde a menudo con la artritis porque el dolor articular es un síntoma de ambas afecciones. La bursitis puede afectar a cualquier articulación, pero es más frecuente en los hombros, las caderas, los codos o las rodillas.

¿Qué es la bursitis?

La bursitis es una afección dolorosa en la que se hinchan las bolsas o sacos llenos de líquido que rodean las articulaciones. Suele ser el resultado del uso excesivo de una articulación, pero también puede estar causada por un traumatismo. Incluso agacharse o arrodillarse sobre superficies duras durante un periodo prolongado puede aumentar el riesgo de bursitis.

Los síntomas más comunes son

  • Sensación de dolor o rigidez.
  • Más dolor al moverla o presionarla.
  • Aspecto hinchado y rojo.
  • Dolor articular incapacitante.
  • Incapacidad repentina para mover una articulación.
  • Hinchazón excesiva, enrojecimiento, hematomas o sarpullido en la zona afectada.
  • Dolor agudo o punzante al hacer ejercicio o esfuerzo.


Las bolsas son importantes para el correcto funcionamiento de las articulaciones, ya que ayudan a que se muevan cómodamente al tiempo que amortiguan los tendones, huesos y ligamentos mientras se mueven. La bursitis puede desaparecer por sí sola, sin embargo, un ataque de bursitis puede causar

  • Dolor.
  • Sensibilidad localizada.
  • Hinchazón.
  • Problemas de movilidad.

¿Cómo puede ayudar el CBD en la bursitis?

Las personas que no tienen buena salud, tienen una mala postura o llevan una vida sedentaria tienen un mayor riesgo de padecer bursitis. Además, las personas que son muy activas, como los deportistas, también son propensas a padecer esta enfermedad. En algunos casos, incluso una infección puede causar bursitis.Los principales factores de riesgo de la bursitis son:

La edad avanzada, trabajos o aficiones que impliquen tareas repetitivas, afecciones como la artritis, la diabetes, la gota o la enfermedad tiroidea.

En cuanto al diagnóstico, su médico le preguntará sobre sus síntomas y le hará un examen físico para ver si la articulación está inflamada. También es posible que le hagan pruebas como:

  • Radiografía. Es una prueba diagnóstica que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una película.
  • Resonancia magnética (RM). Utilización de una combinación de imanes de gran tamaño, radiofrecuencias y un ordenador para obtener imágenes detalladas de los órganos y estructuras del cuerpo.
  • Ecografía. Utilización de ondas sonoras de alta frecuencia para observar los órganos y tejidos internos.
  • Aspiración. Utilización de una aguja fina para extraer líquido de la bursa inflamada y comprobar si hay infección o gota como causas de la bursitis.
  • Análisis de sangre. Realizados para confirmar o descartar otras afecciones.
  • Tratamientos tradicionales para la bursitis

Existen diferentes opciones de tratamiento, y depende de si la bursitis implica o no una infección. A menudo, el tratamiento en casa es suficiente para reducir el dolor y dejar que la bursa sane. Los médicos pueden sugerir fisioterapia para fortalecer los músculos que rodean las articulaciones.

En caso de bursitis grave, los médicos pueden utilizar una aguja para extraer el líquido sobrante de la bursa. Es posible que lleves un vendaje de presión en la zona y una inyección de medicamentos para reducir la hinchazón.

A veces el líquido de la bursa puede infectarse (bursitis séptica); si esto ocurre, es posible que necesites antibióticos.

No obstante, algunas personas necesitan cirugía para drenar o eliminar la bursa.

El descanso tu mejor aliado

Es probable que la bursitis mejore en unos días o semanas si descansas y tratas la zona afectada. Pero puede reaparecer si no estira y fortalece los músculos que rodean la articulación y cambia la forma de realizar algunas actividades.

También hay algunos consejos para controlar la bursitis lo mejor posible:

  • Descansar la zona afectada, evitando cualquier actividad o presión directa.
  • Aplicar hielo o compresas frías en cuanto notes dolor en los músculos o cerca de la articulación.
  • Utilice analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno o el naproxeno, para reducir el dolor y la inflamación.
  • Haga ejercicios de amplitud de movimiento cada día.
  • Evitar el humo del tabaco.
  • Utilizar productos a base de CBD

¿Y qué es el CBD?

El CBD, que se utiliza en los medicamentos, está presente en la planta de Cannabis Sativa L. y en las plantas de cáñamo.

cbd oil 20% THC 30ml Laboratorios Canalanza
Aceite de CBD 20% 0.2% THC 30ml Laboratorios Canalanza

El CBD es sólo un componente de los muchos que ayudan al sistema endocannabinoide.

En resumen, el CBD es un compuesto natural de alta calidad y no adictivo con un gran potencial en la medicina natural y terapéutica. En la actualidad, las investigaciones sobre los múltiples beneficios del CBD tópico en la mejora de las dolencias de diversas enfermedades son alentadoras.

La Universidad Hebrea de Jerusalén llevó a cabo una investigación en la que se descubrió que los pacientes que utilizaban productos con CBD podían disminuir el número de antiinflamatorios no esteroideos que utilizaban.

Los AINE pueden tener numerosos efectos secundarios que pueden ser potencialmente perjudiciales y complicar aún más sus problemas relacionados con la bursitis. Los investigadores descubrieron que el CBD de espectro completo contenía tantas propiedades antiinflamatorias como el fármaco «indometacina», pero no tenía los mismos efectos secundarios gastrointestinales.

Lo que convierte al CBD en una mejor opción para tratar los síntomas de la bursitis, ya que reduce la inflamación y el manejo del dolor. Los beneficios del CBD también le ayudan a combatir la depresión asociada a la condición y sin los efectos secundarios que los medicamentos antiinflamatorios pueden causar.

¿Cómo puede ayudar el CBD para la bursitis?

El CBD, es una alternativa asequible y natural a los medicamentos y tratamientos convencionales utilizados para tratar una variedad de condiciones, incluyendo la bursitis. No tiene el riesgo de efectos secundarios dañinos como los que se obtienen con otros medicamentos convencionales.

El dolor crónico que se siente con la bursitis puede ser una condición incapacitante que afecta a todos los aspectos de su vida. Realizar tareas sencillas como atarse los zapatos, abotonarse la camisa o cepillarse el pelo es todo un reto. Debido a su constante batalla contra el dolor, puede empezar a sentirse deprimido.

El CBD, como los aceites de CBD, es un alivio para el dolor crónico, antiinflamatorio y puede ayudar con otros síntomas, además de mejorar tu calidad de vida. Es una opción eficaz y mucho más segura para el tratamiento.

Os dejo el enlace directo de nuestra crema de CBD Volcanic Heat que os ayudará con la bursitis:

 

Volcanic Heat laboratorios canalanza
Volcanic Heat laboratorios canalanza

 

Web | + posts

Deja un comentario