Cómo el CBD puede ayudar con la tuberculosis

¿Qué es la tuberculosis?

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa y bacteriana que afecta a los pulmones y puede causar la muerte si no se trata. Comúnmente conocida también como TBC, esta enfermedad también puede extenderse a otras partes del cuerpo, como la columna vertebral y el cerebro.

Está causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. Se calcula que unos 2.000 millones de personas, o un tercio de la población mundial, tienen tuberculosis.

¿Cuáles son las causas de la tuberculosis?

La tuberculosis está causada por una infección bacteriana que se propaga de persona a persona a través de gotas microscópicas liberadas en el aire. Esto puede ocurrir cuando alguien con la forma activa de tuberculosis no tratada tose, habla, estornuda, escupe, ríe o canta.

Aunque la tuberculosis es contagiosa, no es fácil de contraer. Es mucho más probable que te contagies de alguien con quien vives o trabajas que de un desconocido. La mayoría de las personas con tuberculosis activa que han recibido un tratamiento farmacológico adecuado durante al menos dos semanas ya no son contagiosas.

VIH y tuberculosis

Desde la década de 1980, los casos de tuberculosis han aumentado drásticamente debido a la propagación del VIH, el virus que causa el SIDA. El VIH suprime el sistema inmunitario, lo que dificulta al organismo el control de las bacterias de la tuberculosis.

En consecuencia, las personas con VIH tienen muchas más probabilidades de contraer tuberculosis. Y también de pasar de la enfermedad latente a la activa que las personas que no son seropositivas.

tubercolosis cbd
Tubercolosis y CBD

Tuberculosis farmacorresistente

La tuberculosis también sigue siendo una de las principales causas de muerte debido al aumento de las cepas resistentes a los medicamentos. Con el tiempo, algunos gérmenes de la tuberculosis han desarrollado la capacidad de sobrevivir a pesar de los medicamentos. Esto se debe, en parte, a que las personas no toman sus medicamentos según las indicaciones o no completan el curso del tratamiento.

Las cepas de tuberculosis resistentes a los medicamentos surgen cuando un antibiótico no consigue eliminar todas las bacterias que tiene como objetivo.

Las bacterias que sobreviven se vuelven resistentes a ese fármaco y a menudo también a otros antibióticos. Algunas bacterias de la tuberculosis han desarrollado resistencia a los tratamientos más utilizados, como la isoniazida y la rifampicina (Rifadin, Rimactane).

Algunas cepas de tuberculosis también han desarrollado resistencia a fármacos menos utilizados en el tratamiento de la tuberculosis. Por ejemplo, los antibióticos conocidos como fluoroquinolonas y los medicamentos inyectables, como la amikacina y la capreomicina (Capastat).

Estos medicamentos suelen utilizarse para tratar infecciones resistentes a los fármacos más utilizados.

¿Cómo se transmite la tuberculosis?

La TBC se transmite por el aire, al igual que la gripe o el resfriado común. Cuando una persona con tuberculosis activa estornuda, tose, se ríe, … pequeñas partículas de la bacteria pueden propagarse en el aire e infectar a una nueva persona con sólo inhalar la bacteria. Por eso la tuberculosis es contagiosa pero no es tan fácil de contraer. Porque es necesario tener un contacto estrecho con una persona para contagiarse.

¿Cuáles son los factores de riesgo?
Cualquiera puede contraer la tuberculosis, pero hay ciertos factores que pueden aumentar el riesgo, como por ejemplo

  • Sistema inmunitario debilitado: Un sistema inmunitario sano suele combatir con éxito las bacterias de la tuberculosis. Sin embargo, hay varias enfermedades y medicamentos que pueden debilitar el sistema inmunitario, como:
  • VIH/SIDA.
  • La diabetes.
  • Enfermedad renal grave.
  • Ciertos tipos de cáncer.
  • Tratamiento del cáncer, como la quimioterapia.
  • Medicamentos para prevenir el rechazo de órganos trasplantados.
  • Algunos medicamentos utilizados para tratar la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn y la psoriasis.
  • Desnutrición o bajo peso corporal.
  • Edad muy joven o avanzada.
  • Viajar o vivir en determinadas zonas.
  • El riesgo de contraer tuberculosis es mayor si vive, emigra o viaja a zonas con altas tasas de tuberculosis. Estas zonas son:
  • África.
  • Asia.
  • Europa del Este.
  • Rusia.
  • América Latina.

Otros factores que pueden causarle Tuberculosis:

El uso de sustancias. Las drogas intravenosas o el consumo excesivo de alcohol debilitan tu sistema inmunitario y te hacen más vulnerable a la tuberculosis.
Consumir tabaco. El consumo de tabaco aumenta en gran medida el riesgo de contraer tuberculosis y de morir por ella.
Trabajar en el sector sanitario. El contacto regular con personas enfermas aumenta las posibilidades de exposición a la bacteria de la tuberculosis. Llevar una mascarilla y lavarse las manos con frecuencia reduce en gran medida el riesgo.
El personal que vive o trabaja en un centro de atención residencial corre un mayor riesgo de contraer tuberculosis. Debido al hacinamiento y la mala ventilación.

¿Síntomas y efectos secundarios de la tuberculosis?

Aunque tu cuerpo puede albergar las bacterias que causan la tuberculosis, tu sistema inmunitario suele evitar que enfermes. Por este motivo, los médicos distinguen entre:

Tuberculosis latente. Usted tiene una infección de tuberculosis, pero las bacterias en su cuerpo están inactivas y no causan síntomas. La tuberculosis latente, también llamada tuberculosis inactiva o infección tuberculosa, no es contagiosa. La tuberculosis latente puede convertirse en tuberculosis activa, por lo que el tratamiento es importante.

Tuberculosis activa. También llamada enfermedad tuberculosa, esta afección le hace enfermar y, en la mayoría de los casos, puede contagiar a otras personas. Puede aparecer semanas o años después de la infección por la bacteria de la tuberculosis.

tuberculosis symptoms
Síntomas de tuberculosis

Signos y síntomas de la tuberculosis activa:

  • Tos durante tres o más semanas.
  • Tos con sangre o mucosidad.
  • Dolor en el pecho, o dolor al respirar o toser.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Fatiga.
  • Fiebre.
  • Sudores nocturnos.
  • Escalofríos.
  • Pérdida de apetito.

La tuberculosis también puede afectar a otras partes del cuerpo, como los riñones, la columna vertebral o el cerebro. Cuando la tuberculosis se produce fuera de los pulmones, los signos y síntomas varían según los órganos afectados.

Por ejemplo, la tuberculosis en la columna vertebral puede causar dolor de espalda, y la tuberculosis en los riñones puede causar sangre en la orina.

¿Tratamiento regular de la tuberculosis?

Si eres un paciente con tuberculosis latente, es posible que te recomienden un tratamiento con medicamentos. Si tiene un alto riesgo de desarrollar una tuberculosis activa.

En el caso de la tuberculosis activa, debes tomar antibióticos durante al menos seis o nueve meses.

Fármacos más comunes contra la tuberculosis:

  • Isoniazida
  • Rifampina (Rifadin, Rimactane)
  • Etambutol (Myambutol)
  • Pirazinamida

Para contrarrestar la resistencia a los fármacos, se pueden añadir algunos medicamentos a la terapia, entre ellos

  • Bedaquilina (Sirturo)
  • Linezolid (Zyvox)

En primer lugar, ¿qué es el CBD?

El CBD, que se utiliza en los medicamentos, está presente en la planta de cannabis y en las plantas de cáñamo. El CBD es sólo un componente de los muchos que ayudan al sistema endocannabinoide.

En resumen, el CBD es un compuesto natural no adictivo con gran potencial en la medicina natural y terapéutica debido a las propiedades antiinflamatorias que posee. En la actualidad, las investigaciones sobre los múltiples beneficios del CBD en la mejora de las dolencias de diversas enfermedades son alentadoras.

¿Cómo puede el CBD ayudar con la tuberculosis?

CBD oil 20% THC 30ml Laboratorios Canalanza
Aceite de CBD 20% THC 30ml Laboratorios Canalanza

En todo el mundo se ha autentificado una larga historia de uso del cannabis para tratar la tuberculosis. El uso del cannabis como tratamiento para la enfermedad contagiosa ha continuado hasta hoy para miles de millones de personas. A pesar de ello, los tratamientos y prácticas médicas modernas han acabado con el CBD y con la micobacteria de la tuberculosis.

Un estudio realizado en 1960, demostró que el aceite de CBD tenía éxito en la prevención del desarrollo de la bacteria de la tuberculosis, así como de otros patógenos.

Otro informe también demostró que el cannabinoide desempeña un papel muy importante en la lucha contra la tuberculosis. Se dice que los cannabinoides curan las respuestas inflamatorias del cuerpo en lugar de combatir las bacterias.

¿Cuál es la posología del CBD con la tuberculosis?

Siempre depende de muchos factores, como la composición del CBD, la concentración del CBD, el peso, etc.
Nuestra sugerencia con nuestro aceite de CBD al 20% es empezar con 3 gotas por la mañana, otras 2-3 a la hora de comer y un poco más por la noche solo 4-5 para descansar el sueño.

Siempre decimos que es necesario hablar con su médico sobre el CBD y un control de la dosis. Demasiado CBD no será absorbido por el cuerpo y como entra saldrá. No por tomar mucho CBD significa que te ayudará más rápido. Recuerda que esto es natural y los efectos en el cuerpo no son los mismos que una píldora química. El CBD nunca te dejará un residuo ni te dará un efecto secundario.

Te dejo el enlace directo* por si quieres probar uno de nuestros aceites de CBD. Este tiene una concentración de 20% de CBD con menos de 0,1’8% de THC para un resultado rápido. Déjanos un comentario en la parte inferior y una sugerencia si quieres. ¡Nos vemos en el próximo post!

 

Web | + posts

Deja un comentario